Living bathroom

Productos El mundo del bienestar Ducha de vapor

dampfdusche_titel_940x400.jpg
Relajante, cuidadoso con el aparato circulatorio, sano: no es por nada que ya desde la antigüedad se ha sudado en los baños de vapor. Una sudación sana mediante el vapor se practica ya desde la antigüedad. Primero fueron los griegos y más tarde los romanos, donde el Caldarium erá parte esencial de la cultura del baño. De allí los baños de vapor se abrieron camino hacia el este donde reencarnaron en forma de Hamam turco y en Banja ruso. En el baño de vapor hay unas temperaturas de entre 40 – 50º y la humedad relativa, contrariamente a la sauna seca, es muy alta y llega casi al 100 %. El baño de vapor es tan popular como sano. Mediante el calor y la humedad se relaja la musculatura y gracias a temperaturas relativamente bajas no se sobrecarga el aparato circulatorio.
st.trop_220.jpg
La ducha de vapor St. Trop no necesita más espacio base que un metro cuadrado.
Philippe Starck diseña la St. Trop para Duravit
Citando al diseñador estelar Philippe Starck: “Si estás encantado por tener una buena idea tienes la obligación de compartir esta idea”. Por eso, el diseñador comparte actualmente un diseño de carácter especial: una nueva ducha de vapor para Duravit.

Un motivo artístico como idea de diseño
El cuerpo de esta ducha de vapor llamada “St. Trop” es sencilla y cuadrada y solo necesita como espacio base un metro cuadrado. Esto es suficiente para Starck como base para una inspiración extraordinaria: la puerta muestra un marco como el de un gran cuadro. El fondo está en blanco y forma la tela. La persona que se ducha se convierte en motivo y completa el cuadro con su belleza natural. También el taburete, de un material resistente a la temperatura, recoge el motivo artístico. Es una escultura por sí mismo.

Una ducha completa y un potente baño de vapor

El sencillo pero efectivo carácter de la idea de diseño se refleja también en la funcionalidad del interior de la ducha.
La grifería Starck incluye un rociador superior de lujo que proporciona una ducha funcional para el uso diario. Un mando activa el baño de vapor para una relajación excepcional. Pulsar una vez y ya se aumenta la temperatura a 42 hasta 50 grados con 100% de humedad relativa. Este disfrute de vapor puede empezar ya preprogramado con una duración de 20 minutos. Starck ha resuelto la iluminación de forma lineal mediante una banda luminosa en el techo. Y para que este confort se integre perfectamente en cualquier baño se puede disponer de 27 acabados para el “marco del cuadro” que son todos los acabados de todas las series de mueble aplicables según el gusto personal.

Enlaces


Temas relacionados


Facebook
Twitter
Pinterest
RSS